Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

Carretera

El pensamiento se fue, carretera adelante, entre una niebla espesa. Iba más rápido que el vehículo destartalado que le llevaba. Notó que se le desprendía sin avisar, sin pedir permiso al habitáculo físico que lo contenía. Hubo un momento en que tuvo la certeza que ya se había ido del todo, más que nunca, y se aceleraba sobre el asfalto en un imposible vuelo rasante. Inconscientemente -no podía ser de otra manera- aceleró el vehículo por el instinto del perseguidor que llevamos dentro. Pero el pensamiento ya iba unos kilómetros por delante, con la ventaja de la visión anticipada del porvenir inminente. Cada vez corría más. En unos segundos remontó y tomó las alturas de las aves libres, la visión cenital que pone en escala mínima la existencia humana.
El conductor autómata del vehículo había desisitido en la persecución, regresó al cuidado y al respeto hacia las normas de circulación por la carretera que tanto conocía, hoy bañada en los humedales de una densa bruma. Pero, en las alturas…

Els calaixos d'Ivette

Miércoles de lluvia bendita en estrecha carretera, nexo asfaltado entre dos mundos. En realidad, esta carretera arbolada que discurre entre campos de labor y pequeños bosques pertenece ya al espacio poético de una vida que se va alejando a unos cuantos kilómetros por hora de las obligadas horas de oficina. El limpiaparabrisas despeja la vista a la que asoman, verde nuevo,  los campos sonrientes y agradecidos, empapados de vida húmeda regenerada.
El paisaje parece estremecerse aún más ante la poesía musicada -o la música poetizada- de Ivette Nadal. Poesia i cançó reza en su web y doy fe que consigue aunar los dos sustantivos con una brillantez subyugante. Por el interior de mi viejo vehículo parecen mecerse los versos que destilan sus canciones. Y me mecen. Y me llevan al tiempo y al espacio donde el alma se hace permeable y se alimenta de la belleza hecha palabra, hecha canción, hecha imagen sensible y nueva y proyectada al mundo de los posibles.
He descubierto su música hace bastant…

Ahora que vamos sobrados...

Una noticia. Una pequeña gota para el gran vaso de la indignación colectiva que nunca parece colmarse. Un pequeño apunte para este blog. El Senado del estado español se gastará casi quinientos mil euros de vellón en remodelar su página web. Nada. Medio milloncete. ¿Qué es eso ahora que vamos sobrados y vamos esquilmando euro tras euro de los servicios básicos? Varias asociaciones han criticado que esta inversión cuadruplica los costes de este tipo de inversiones. Pobres. No se dan cuenta de que era totalmente necesaria esta remodelación. La página web del Senado debe tener menos visitas que las que hacen los propios senadores al edificio... Arreglar eso no es tarea fácil. El Senado. Ese gran desconocido que acoge a doscientos sesenta y seis políticos, con su estructura administrativa, sus comisiones, sus dietas... El coste medio de la parte política supone 1,5 millones de euros al mes (más de cinco mil euretes por barba). Curioseo -me puede mi formación deformada de periodista fracas…