Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2013

La carta

El día de su noventa cumpleaños, Amalia Florisdalba se levantó lenta y quejosamente de su cama ortopédica. Era Enero y la casa amanecía con una frialdad que sus frágiles huesos maldecían. Bostezó levemente y se volvió hacia la mesilla de noche: medio vaso de agua, gafas para vista cansada, un reloj intranscendente. Nadie mira el tiempo cuando el tiempo ya ha dejado de correr, o que corra o no corra importa lo mismo. De uno de los cajones sacó un sobre amarillento y de allí, una cuartilla doblada en dos que transparentaba tinta azul trazada a mano, una carta. La leyó como había hecho cada año a modo de regalo de aniversario desde que cumplió los veinte.

"Te escribo esta carta y será la primera y última que te escriba. He decidido matarme por tu amor. Puede parecerte dramático y definitivopero creo que es lo más honesto llegados a este punto. Ahora mismo te quiero tanto que quererte más me parece imposible. Tu belleza está en un estadio culminantey eufórico, un cuerpo espigado que …