Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2015

De teatros y retretes. #reflexionesdeunpeaton (1)

A saber el tiempo que llevará ahí, en ese panel situado a la entrada del centro cultural de la localidad donde resido, esta frase, reflexión, cita del dramaturgo y poeta Bertold Brecht. Supongo que mucho tiempo, pero mi atención se ha desviado hacia ella tan solo hace unos días. Y mira que está ahí, contundente: "Si la gente sólo quiere ver las cosas que puede entender, no deberían ir al teatro, deberían ir al baño". Y está allí, curiosamente en ese panel gigante que separa el acceso al teatro del centro de otras dependencias del mismo. Los baños entre ellas. Está allí como diciendo 'tú eliges' entre la vieja disquisición de si el arte debe ser creación pensada para recrear al espectador o a sacudirle las neuronas. Diría que me decanto por la segunda opción, la del golpe a la mochila del aprendizaje y los vicios culturales adquiridos, pero huyo del arte como elitismo para unos pocos, del "tú no lo puedes entender". En mi humilde opinión, el arte tiene que …

La huída (y otras gaitas)

Hace ahora un año que andaba jugando con unos cuantos versos, una guitarra y una pedalera de efectos. Me salió La huída y la idea, intuición o creencia firme, de que podía intentarlo también con otros poemas que ya tenía escritos o a medio escribir. Puede ser que no fuera buena idea. No dispongo de los conocimientos ni las destrezas musicales. Ni de los medios técnicos para grabar canciones con un mínimo de calidad, porque eso era al final lo que pretendía hacer, canciones. Quién no ha querido hacer una y cantarla alguna vez. Yo sí. Creo que desde que tengo uso de razón. La música ha movido siempre los ritmos de mi vida y lo sigue haciendo pasados los cuarenta. Empecé a escribir poesía copiando letras de canciones y siempre he buscado la melodía interna de las palabras, la composición rítmica de los versos, también de los textos en prosa. Pero no fue hasta La huída donde me percaté de la forma en que quería combinar versos y canción, poesía y música (ya me disculparán poetas y músico…

Un día cualquiera

Se durmió. Se hizo noche un día cualquiera. Horas antes había asomado la alborada dando paso a un proceso automatizado de estampas. Un encadenamiento en el que no tuvo la noción de ser, sino más bien la de sólo pasar sin conciencia. O a lo sumo como mirada retrospectiva al personaje que le sutentaba, llevaba y traía, que iba actuando por él. Pasaron los primeros minutos del despertar como en un ambiente de argumento previsible de película de misterio. Apertura de ojos, las05:35, cierre de párpados. Apertura de ojos, de nuevo 05:35 en la pantalla digital del despertador, cierre de párpados. Apertura de ojos, seguían inamovibles las horas y los minutos. Cierre de ojos. Apertura de párpados, las 06:15. El universo entero le pareció un descomunal retrete en el que verter la ira y la mala leche de un retraso infligido como castigo a su pereza. Miccionó con ese deseo la contención líquida de las horas de sueño, se compuso el espectro rápidamente, tomó el ardor recalentado del café en la le…